sábado, 7 de abril de 2012

Capítulo 2 ^^


Aquí está el segundo capítulo, disfrutadlo 

           Aunque me sienta mal decirlo, una oleada de alivio me corroe. Al menos no es ella. Sarah y yo nunca hemos sido novios, pero hablamos mucho. Bueno, en realidad el que habla soy yo, porque ella es muy tímida, casi nunca me mira a los ojos y suelta risitas todo el tiempo. Yergo la cabeza y me preparo para oír los nombres de los chicos. El primero es Marlen Grash, un chico algo simplón de la Veta. El segundo soy yo.
           Maldigo mi suerte mientras Marlen y yo subimos las escaleras. A él se le caen las lágrimas, pero yo no me permito ese lujo. Mantengo la cabeza alta y con una actitud de suficiencia. Se me da bien actuar, y voy a dar una buena actuación a la gente del Capitolio. Katie pide voluntarios, y una parte de mí pide que Sarah  no se presente voluntaria. No lo hace. Está llorando en el hombro de una de sus amigas, una comerciante hija de médicos. Nos llevan hasta el Edificio de la Justicia, y nos dejan en una sala para despedirnos de nuestros seres queridos. Espero unos 15 minutos cuando entran mis visitas.

Primero entran mis padres. Me abrazan y me besan, y mi padre me da un viejo medallón que tiene escrito nuestro apellido: Abernathy.
-Pensaba dártelo cuando te casaras- me dice, con lágrimas en los ojos-. Pero creo que este es un mejor momento.
Mi madre va decirme algo, pero  los agentes de la paz se la llevan. La siguiente visita me sorprende: es Sarah Donner.
-Oh, Haymitch- dice, y me abraza. Vale, hay confianza entre nosotros, pero esto es demasiado. Empieza a sollozar en mi hombro. Yo intento consolarla como puedo. No tengo hermanos, pero supongo que me sentaría mal ver que uno va a los juegos.Especialmente cuando habrá el doble de adversarios. Cuando parece que se ha calmado, me mira a los ojos. Son de un azul precioso. Me mira un rato que parece interminable y me besa. Bueno, he de admitir que no es mi primer beso, pero es el más dulce que me han dado. Una vez besé a la hija del panadero a cambio de un bollo. Con ese beso no sentí nada, pero esto es diferente. Cuando nuestros labios se separan, descubro que es por que un agente de la paz, que me mira con cara de compasión, le dice a Sarah que ha de irse. Ella me dice adiós y se marcha. Puedo imaginarme su dilema: no sabe si prefiere que gane yo(supongo que le gusto, ahora le veo el sentido a esas risitas tontas) o su hermana gemela. Me compadezco de ella. Un agente me escolta hasta el tren de los tributos, y desde la ventanilla veo a mi familia despidiéndose de mí y a un  enjambre de cámaras que graban un primer plano de mi cara. Le doy un último adiós a mi distrito y me voy a mi cuarto. Me entierro en las sábanas y me sumerjo en el mundo de los sueños.

10 comentarios:

  1. buah, me encanta, es genial por supuesto :D

    ResponderEliminar
  2. genial me encanto.... gracias por compartirlo .. besos.. luciana

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. muchas gracias!!
      a mi me encanta también tu blog e.e

      Eliminar
  4. felices pascuas shoppo para vos y todos los que lean este mensaje.. besos.. luciana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. muchisimas gracias y felices pascuas para ti también

      Eliminar
  5. bueno, acabo de encontrar el fan-fic... está genial :D
    sólo una cosita,Haymitch no tenía un hermano pequeño, no lo dice en Sinsajo?? bueno, la verdad es que no lo tengo claro :P yo creo que sí, aun asi escribes muuy bien ;) ya me he hecho lectora del fan-fic

    ResponderEliminar
  6. Me gustaría que Suzanne Collins escribiera la historia de Haymitch, porque aunque esta claro que la tuya me gusta, la de la verdadera autora directamente me mataría! Siento ser sincera pero la verdad es que en toda la narración en general no hay ni punto de comparación... pero para ser un fan fic esta bien :D

    ResponderEliminar